Cómo cuidar los zapatos de cuero

Hoy en día se cuidan todos los aspectos de la fabricación del calzado para ofrecer un excelente producto a todo el mundo, desde la fabricación de suelas para calzado hasta la elección de la piel para la creación de unos zapatos. Si queremos que los zapatos de cuero nos duren muchos años, no solo hay que elegir una buena firma sino hacer un mantenimiento específico que ayudará a que duren mucho más tiempo.

¿Cómo hacer que los zapatos de cuero duren más?

Para cuidar correctamente los zapatos de cuero debemos comenzar por quitar los cordones en caso de que tenga. Los lavaremos utilizando un poco de detergente líquido, los frotaremos un poco entre sí, los aclararemos y los dejaremos secar.

El siguiente paso es limpiar bien el polvo y la suciedad que puedan tener los zapatos, tanto por fuera como por dentro. Debemos hacerlo con un paño seco y cuando estén listos, hay que colocar un poco de betún sobre un paño de microfibra, de los que no sueltan pelusilla.

Para poder aplicarlo correctamente hay que dejar una mano en el interior del zapato para sujetarlo y por otro lado frotar el betún, comenzando por la parte trasera, haciendo pequeños movimientos circulares y cubriendo completamente la superficie de piel de los zapatos.

Una vez hayamos terminado hay que dejar secar el betún durante dos o tres horas y posteriormente retirar cualquier exceso que pueda haber y frotarlos para darles brillo. Tampoco hay que olvidarse, tanto si se usan como si no, nunca está de más utilizar un acondicionador de cuero para hidratar la piel y que esta no se cuartee.

El acondicionador, o también vale aceite específico para calzado, debemos dejarlo actuar durante unos 10 minutos aproximadamente. Finalmente se eliminará cualquier exceso de acondicionador con un paño limpio.