Cuero y caucho, dos suelas de calidad

Hoy en día, elegir un calzado de calidad no solo se limita a la piel con la que estén fabricados sino también a la suela. Elegir un calzado según su tipo de suela puede ser de gran importancia para que tenga una gran duración y con lo que poder ir más cómodos, tener más adherencia al suelo, etc. Aunque en el mercado hay muchas propuestas ofrecidas por una firma especializada en inyección y diseño de suelas, en este artículo vamos a hablaros de las suelas de cuero y caucho para los zapatos.

Características de las suelas de cuero y caucho

Las suelas de cuero están realizadas en piel, normalmente de vacuno y para su creación, tanto la piel como la técnica de curtido debe estar muy cuidada dado que lo que se busca es que sea una suela flexible, ligera y que cuente con una gran resistencia a la abrasión.

Al contrario de lo que sucede con otra clase de suelas, las de cuero permiten la traspiración, manteniendo los pies frescos. Además, son muy cómodas y cuentan con una gran flexibilidad. Por eso es un material muy utilizado en las suelas de calzado tanto para hombre como para mujer.

Las suelas de caucho están hechas de un material natural elaborado a partir del látex de diferentes plantas aunque también hay alternativas sintéticas. Es un material 100% reciclable y muy fácil de moldear, ofreciendo diferentes clases de durezas. A pesar de ser algo pesado, cuenta con una gran resistencia a la abrasión y a la flexión.

Esta clase de suelas se usan mucho en calzados que requieran de una gran adherencia al terreno y también cuenten con una buena resistencia contra el desgaste.