Detalles sobre el uso del calzado infantil

Normalmente, cuando vamos a comprar calzado infantil, siempre solemos fijarnos en detalles como el material, el diseño, precio o las inyección y diseño de suelas, pero hay muchos otros aspectos que pueden tenerse en cuenta.

El calzado infantil en los niños

Cuando los niños pequeños aún no gatean, no es necesario que lleven zapatos, pueden llevar tranquilamente unos calcetines o unos patucos para que le abriguen el pie. Cuando el niño comienza a caminar es cuando pueden usar calzado, pero siempre que sea blanco, con suela muy flexible y delgada que permita protegerle de cualquier clase de golpe.

Es cuando comienza a andar en el momento en el que puede usar zapatos que le sujeten bien el pie para que no se descalce a la hora de caminar, pero debe ser un calzado muy cómodo, que no le moleste con la presión. Es muy importante que el calzado sea de la máxima calidad en todos los materiales, que permitan un correcto desarrollo del pie.

Hay que tener presente que el calzado no ayuda a aprender a caminar. El desarrollo de su marcha puede llegar a verse entorpecido por un calzado que sea demasiado rígido, lo que no permitirá el movimiento libre ni del pie ni del tobillo.

Para finalizar, es necesario tener en cuenta que el calzado ni modela ni corrige el pie. Es necesario dejar de lado las plantillas modeladoras y también de los tacones que puedan corregir la marcha del niño. Solo un especialista podría recomendar el uso de alguna clase de plantilla ortopédica si el niño tiene algún problema en la pisada, por ejemplo.