¿Por qué es mejor el calzado de piel?

La inyección de suelas es parte indispensable para la elaboración de un buen calzado, así como la elección de un buen material, como por ejemplo la piel. Sin duda, la piel es uno de los mejores materiales para la fabricación del calzado, pero... ¿por qué?

Razones del por qué es mejor el calzado de piel

Frente a las alternativas de calzado fabricado con materiales sintéticos, los zapatos de piel son mucho más duraderos y en lugar de un gasto, su compra se debe considerar como una inversión porque si se cuidan bien pueden llegar a durar muchos años.

Además, gracias a las características con las que cuenta la piel, el calzado fabricado con este material se adapta a la perfección a la forma del pie. Se ajustan desde la primera vez que se ponen, haciendo que este calzado sea muy cómodo, sobre todo cuando se llevan poniendo unos días.

Con el calzado de piel, los pies transpiran más, lo que hace que no se lleguen a acumular bacterias ni hongos, que son los que provocan los malos olores en el calzado. Por otro lado, no hay que olvidarse que un buen calzado de piel se ajusta a la perfección, aumentando la comodidad.

Aunque el calzado de piel está preparado para durar mucho tiempo, si se tiene que reparar resulta mucho más fácil que hacerlo con el calzado sintético, pudiendo alargar más su vida si cabe. Estas son tan solo algunas de las características por las que el calzado de piel resulta mejor que cualquier otra opción para nuestros pies.