Trucos para no resbalar con tus zapatos

Nunca solemos tener en cuenta que una correcta fabricación de suelas para calzado puede marcar la diferencia entre resbalar saliendo a pasear en un día de lluvia o lucir tus zapatos nuevos de forma despreocupada.

No hay nada más frustrante que caerte por una suela resbaladiza y como pensamos que es mejor prevenir que curar, vamos a daros los mejores trucos para pisar con fuerza la acera sin temor a terminar en el suelo.

Descubre cómo hacer que tus zapatos no resbalen

  • El poder de la patata: El almidón que contiene este tubérculo, tiene propiedades antideslizantes, solo tienes que restregar media patata en tu suela, esperar a que seque y tu zapato estará a prueba de suelos húmedos.
  • Laca para el pelo: ¿Quién dijo que solo es útil para el pelo? La laca va a crear sobre la suela, una película plástica que mejorará tus pasos en suelos mojados. Eso sí ten cuidado al rociar por si pudieras manchar el calzado.
  • Utiliza una lija: Aquí tienes que intentar no pasarte, piensa que puedes dañar el zapato. Pero si pasas la lija suavemente en la zona delantera y la planta, eliminaremos la capa brillante, responsable de más de una caída.
  • Agua y azúcar: Disuelve azúcar en agua tibia y aplícala en la suela con un algodón. Cuando seque, el azúcar actuará como un caramelo y evitará que te escurras en la pista de baile.
Recuerda que, si estos trucos no van bien, siempre puedes acudir a tu zapatero para colocarte una suela de goma.